Fingió demencia y se llevó $500 mil